jueves, 5 de marzo de 2015

Quiche de acelga

La acelga es un alimento que está presente en la cesta de la compra la mayor parte del año. Sabemos que es muy buena, pero su sabor... no sé a vosotros, pero para mí no es que sea de mis preferidos. Realmente no es tanto el sabor sino la forma de comerlo, y es que me gusta separar la hoja para utilizarla en otros platos y las pencas... ¿qué hago con las pencas? Tengo que ir ideando cada vez en qué preparación meterlas. Y me alegro de deciros que este plato, la quiche de acelga, ha llegado a mi casa para quedarse :D La verdad es que queda muy rica y la combinación del sabor de la penca con el pimiento y ajo es muy buena.

A continuación la preparación, pero antes, quería compartir con vosotros un proyecto solidario deportivo en el que estoy participando. Tenéis más información aquí, pero básicamente se trata de hacer llegar agua a zonas rurales que todavía no cuentan con ello. A nosotros, que nos gusta cocinar, no nos cuesta nada abrir el grifo del agua y añadirla a la cazuela... Parece mentira que todavía hoy esto no se produzca en algunos lugares. No sólo eso, sino que el agua que ingieren no es potable y acaban apareciendo enfermedades que en algunos casos son mortales. Dentro de toda la pobreza que existe todavía hoy, los proyectos que tratan de proporcionar a los pueblos elementos que van a formar parte de sus herramientas básicas de subsistencia, me parecen muy interesantes. Por eso me animo a compartirlo con vosotros. Esta plataforma une el reto deportivo con el reto de lograr donaciones para causas como la que os acabo de explicar. Aunque no deberían ir necesariamente juntos, el deportista que quiere participar en un evento ha de difundir un proyecto solidario y recaudar fondos. No es lo más cómodo, pero la idea y el objetivo social que hay de fondo son muy buenos :)

Ahora... a la tarea:

Ingredientes
- Pencas de la acelga
- Pimiento rojo
- 2-3 dientes de ajo
- 1/2 Puerro
- Aceite, sal y pimienta

- 1 lámina de masa quebrada o brisa
- 1 bote pequeño de nata
- 2 huevos

OPCIONAL: Leche entera



Preparación

1) Se limpian las pencas y se cortan en cuadrados, repitiendo el mismo proceso con el pimiento y el puerro.

2) Se pone a calentar el aceite y se echa el ajo cortado en dados unos minutos para que suelte su aroma, reservándolos para añadir después. Se refríen los ingredientes anteriores, empezando por las pencas (que tardarán un poco más), añadiendo poco después el pimiento y el ajo, y por último se incorpora el puerro cuando esté casi listo todo lo demás. Dependerá de cómo os guste a cada uno, para mí el punto de la verdura es que esté hecha pero tiesa todavía. En este punto lo dejamos reposar y que quede a temperatura ambiente.

3) Ponemos la masa quebrada en el recipiente que vayamos a utilizar, dándole forma y dando pinchazos con un tenedor para evitar que la masa suba. La metemos en el horno que hemos puesto a precalentar unos 10 minutos antes, y dejamos unos 15 minutos, para que se vaya haciendo.

4) Se baten bien los huevos, se añade el bote de nata y se salpimenta al gusto. Después juntaremos esta masa con las verduras, y rellenaremos la quiche.

5) Se introduce la quice aprox 20 minutos en el horno hasta que la masa cuaje, a 220ºC.

¡Y ya está listo! Se deja reposar un poco y a comer.


Un truquillo es añadir un poco de leche si vemos que nos vamos a quedar cortos con la masa de nata y huevos. También se pueden poner más huevos, pero a mí particularmente me gusta esta proporción. Así, la quiche tiene más sabor al relleno que hemos elegido y no se aprecia tanto el huevo.

¿Qué os parece? Es otra forma de comer la acelga, un alimento saludable que no a todos gusta... En casa solemos dejar lo que sobra de la quiche para el desayuno/almuerzo del día siguiente, y la verdad es que alimenta que da gusto!