domingo, 16 de diciembre de 2012

Muffins y bizcocho de arándanos secos

El otro día fui a comprar a mi querido LIDL y, cómo no, me llevé una grata sorpresa con uno de los productos que no forman parte del surtido habitual y traen de vez en cuando. Dry cranberries. O lo que vienen siendo arándanos deshidratados de toda la vida. O no de toda... porque en España no tenemos gran tradición de frutos del bosque y menos aún si eres de zona de secano como yo. Pero a quien le guste la cocina seguro que ha visto un montón de recetas apetecibles preparadas con esta baya... Y ése es mi caso. Así que los vi y no pude resistirme. En cuanto he tenido un rato libre me he puesto a curiosear recetas y aquí os voy a presentar el resultado de mi búsqueda. Tengo que seguir mirando cositas para conocer más a esta pequeña berry, pero por lo pronto esta receta ha dado muy buen resultado. Y lo mejor, que es bien sana.


Bol 1 (grande):


-125 harina integral

-100 harina trigo
- 40 azúcar moreno
- 2 cucharadita levadura
- 1 cucharadita bicarbonato
- 1 cucharadita de canela en polvo
- 25g nueces troceadas (Opcional)

Bol 2
- 75g arándanos cortados por la mitad
- 150 ml zumo de naranja.
- 1 huevo
- 50g queso de untar (light) (Opcional)
- 1 cucharada de mantequilla en crema o líquida


Además
- Ralladura 1/2 naranja
- 25g de leche de soja

Primeramente he puesto los arándanos en el zumo de naranja durante 1 hora para que se hidratasen. Esto sólo lo he visto en algunas recetas y apenas he notado la hidratación, así que realmente no sé si es necesario. En otra de las recetas que he visto calentaban esta mezcla a fuego medio durante 5 minutos para hidratar el arándano. Como decía, tengo que investigar un poquillo más.

Después preparamos los ingredientes del primer bol y ponemos a precalentar el horno. 

Ahora toca el turno del 2º bol... Comenzamos batiendo el huevo, al que le añadiremos la mantequilla en pomada y el queso. Batir un poco hasta que se integren todos lo ingredientes en una misma crema, sin grumos de queso. Finalmente añadir el zumo de naranja (en el que estaban los arándanos) y los arándanos cortados por la mitad.

Añadimos la mezcla líquida a la seca (bol 2 a bol 1) e integramos. Rallamos la naranja y, cuando la masa esté lista, añadid unos 25g de leche de soja. Realmente podéis variar un poco la cantidad según cómo veáis la densidad de la masa (según el tamaño del huevo usado, si habéis cambiado la proporción de harinas...). 

Dejamos reposar un par de minutos mientras sacamos los moldes y ya sólo queda rellenar. Suelo aprovechar este momento para disfrutar del aroma que desprende la mezcla... ¡Me encanta! Es la antesala a los muffins ^^ 

Como sólo tengo un molde de 6 muffins utilicé la otra mitad de la masa para preparar un bizcochito. Recordad que no tenéis que rellenar los moldes de masa hasta el borde porque la mezcla subirá un poco, aunque no tanto como las magdalenas. 


Introducid en el horno a 180º y en 15 minutos estará listo. No olvidar el truco del palillo, no obstante...


Quizás en la foto no se aprecie, pero la miga quedó tierna y el toque de la canela con el arándano y el aroma a naranja me encantó. Las nueces quedan bien, pero para mi gusto creo que me quedo sólo con los arándanos. 



Como veréis, es una receta que te llena de energía para estos días de invierno y que apenas contiene grasas ni las calorías del azúcar. ¡¡Que esto ya nos lo aporta el turrón!! 

Receta basada en:
For the love of cooking

Actualización: El otro día hablaba de concursos... pues hoy he aprovechado esta receta para participar en el de recetas navideñas de Pyrex!