jueves, 29 de noviembre de 2012

Pasta tipo carbonara

Como dije unos días atrás, estoy haciendo un programa de ejercicios que dura 2 meses. La sesión de hoy es durilla, así que he pensado que un buen plato de carbohidratos me iría a las mil maravillas :D La verdad es que la primera vez que hice este entrenamiento aproveché esta excusa para comer pasta día sí y día también. ¡Me encantó! Pero esta vez voy a llevar una alimentación un poquito más equilibrada.

Dentro de que me encanta la pasta, hay unas salsas que me gustan más que otras. La "carbonara" es una de ellas. Lo pongo entre comillas porque en España preparamos una carbonara a la española... vamos, que realmente no tiene mucho que ver con la receta original. La principal diferencia es que solemos hacer la salsa con nata cuando realmente lo que lleva es huevo batido. Aprovechando que estoy intentando comer con menos grasas, he hecho una mezcla de la carbonara italiana tradicional y mi carbonara particular. 

Ingredientes (2-3 personas):
- 250-300 g de espaguetis
- 1 Cebolla mediana
- 4-5 champiñones medianos
- 2 lonchas de pechuga de pavo
- 1 loncha de torrezno crudo no muy gruesa o panceta curada
- 2 huevos
- Sal y pimienta negra

Cortar la cebolla en tiras finas y poner a pochar (inicialmente a fuego alto y tras saltear un poco reducir el fuego. Así quedará bien hecha con muy poco aceite). Mientras tanto, lavar y filetear los champiñones, que se añadirán a la cebolla cuando ésta esté a mitad hacer (aproximadamente cuando empiece a transparentarse). Salpimentar un poco y sólo quedará añadir en taquitos/trozos finos el torrezno o panceta y la pechuga de pavo troceada.

A la par se baten bien dos huevos y se añade un poquito de sal y pimienta.

En paralelo podremos haber ido cociendo la pasta. La forma más sencilla, económica y ecológica (y la que se suele utilizar en Italia) es echar la pasta en agua hirviendo con un poco de sal y cuando vuelva a hervir tapar y retirar del fuego unos 7 minutos. Según la marca de la pasta variará un poco este tiempo. La pasta se remueve dos veces, al principio de la cocción y a mitad/ poco antes de que esté lista.

Cuando esté en su punto, escurrir la pasta y añadirle por una parte el salteado en la sartén (que estará caliente) y después el huevo batido. Remover intentando distribuir por toda la pasta. El huevo se cuajará algo con el calor, pero debe quedar una salsa líquida que recubra los espaguetis, por lo que no  mezclremosa antes el salteado con el huevo.


viernes, 23 de noviembre de 2012

Ensalada de anchoas

¡¡Llega el fin de semana!! Qué ganas tenía. Aunque todavía me queda toda la tarde del viernes por delante, que este año las tengo liadas. Llevo unos años apuntada a clases de Lengua de Signos y este año me ha tocado un horario un poco malo.

Pero, ¿qué preparar  para comer estos días? Aunque está haciendo frío, a mediodía pega el sol en mi casa y durante unas horas queda una temperatura muy agradable. Puedes ir hasta en manga corta tranquilamente. La cosa es que aunque ahora suelen apetecer más platos de cuchara, estos días tenía antojo de anchoas y se me ocurrió añadirlas a una ensalada. Queda un plato muy fresco y con muy buen sabor.



Ingredientes:


- Lechuga
- Tomate
- Atún
- Anchoas en aceite (de oliva)
- Apio
- Aceitunas
- Sal, aceite y vinagre




Obviamente es un plato muy fácil de montar... Por una parte lavamos, secamos y cortamos la lechuga y la servimos en tantos boles como comensales. A mí me gusta aliñarla en este momento y mover la lechuga para que se reparta bien. Como la ensalada es de anchoas y el atún sólo le da un toque de base, lo añadimos junto con el aliño. Después (y ya con ojo para que quede bonito), añadir apio cortado en trocitos, el tomate, un par de anchoas troceadas y aceitunas partidas por la mitad. Fínalmente se le da el toque final añadiendo una chorrada de aceite y algo de sal (si se quiere) y coloca una anchoa en un círculo que coronará una aceituna. 

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Cruasanes o croissants salados rellenos

El otro día estaba en casa de unos amigos y la novia de uno de ellos preparó cruasanes rellenos de verduras para cenar. ¡Estaban súper ricos! Hacía tiempo que no comía algo del estilo, y menos preparado en casa, así que he estado con los cruasanes salados en la cabeza hasta que me he quitado el antojo de encima. Lo malo es que ahora me apetecen más!!

El problema es que hace cosa de una semana empecé con un programa de entrenamiento que dura 2 meses y estoy aprovechando para cuidar mi alimentación (más proteínas y menos grasas, además de tomar mucha fruta y verdura). Así que no veía el momento de ponerme con los cruasanes, hasta que llegó una muy buena amiga mía de San Diego. Ha estado 4 meses allí y al volver quedamos a comer en mi casa... así que vi la ocasión perfecta para preparar este plato, que además es muy vistoso y la ocasión lo merecía :D 

Prepararlo es muy sencillo, lo más engorroso es hacer los rellenos y veréis que no es nada del otro mundo.

Ingredientes para 8 cruasanes:
- 1 hojaldre (casero es muy laborioso, normalmente no va a compensar prepararlo... aunque podemos guardar placas en el congelador para otras veces).
- (1 huevo o agua para dar color)

Ingredientes para el relleno 1:
- 150g de queso cremoso (tipo Philadelphia)
- 1 loncha de queso (elegid el sabor que más os apetezca en cada momento, o el que tengáis en casa)
- 1 yema
- 2 lonchas de pechuga de pavo
- Pimienta negra, nuez moscada y romero (u otra especia que os guste).

Se mezclan el queso cremoso y el otro queso previamente cortado en tiritas o cuadrados pequeños. Se añade la yema y se remueve hasta que obtiene una textura suave. Una vez en el horno, el huevo le dará más cremosidad y consistencia a la masa. Se añaden las hierbitas y la pechuga de pavo cortada (yo la pasé antes por la plancha, sin aceite, pero no es necesario).

Ingredientes para el relleno 2:
- Calabacín
- Zanahoria
- Cebolla
- Tomate (sin las semillas)
- Pimienta, ajo en polvo, una pizca de sal y albahaca.
(Para las proporciones, yo puse 1 zanahora y 1 cebolla pequeña para un cuarto de calabacín y 1 cuarto de tomate. Hice 4 croissants y me sobró más de la mitad del relleno).

Se cortan el calabacín y la cebolla en daditos pequeños y se ponen a rehogar con el aceite justo para que no se peguen en la sartén. Se ralla la zanahoria y se añade. Las verduras no tienen que estar hechas del todo, en especial la zanahoria. Se le da un par de vueltas en la sartén y se echa el tomate en cubitos. Se deja aproximadamente 1 minuto más al fuego y se retira para que se enfríe.

Luego sólo queda poner montoncitos pequeños de relleno en el hojaldre y darle forma de cruasán. Es muy sencillo (otro día pongo la técnica en fotos). Se corta el hojaldre en triángulos isósceles (si la masa de hojaldre es circular sólo hya que cortar 8 porciones de "pizza", y si es rectangular, se corta en zig-zag, dando esa forma triangular). En la base del triángulo se coloca un poquito de masa, no demasiado o no podremos enrollar bien el cruasán. Después cubrimos este montoncito con la masa, enrollando el hojaldre hacia la punta del triángulo y ya reconoceréis la forma de cruasán. ¡Súper sencillo! Sólo queda colocarnos en la bandeja del horno y darles unas pinceladas de huevo o agua para que se queden brillantes.


El tiempo en el horno suelen ser 15-20 minutos a 180-210º, según indique el fabricante del hojaldre, y hasta que se hinche y dore. 


Recién hechos están ricos aunque el relleno conserva mucho tiempo el calor y hay que tener cuidado de no quemarse, pero fríos también son una delicia.... ¡Ñami!