sábado, 8 de septiembre de 2012

¿De dónde saca los beneficios Just Eat?

Muchos de vosotros conoceréis Just Eat, pero para los que no os suene de nada, es una empresa online de comida a domicilio que actúa de intermediaria entre el restaurante y el cliente. Creada en Dinamarca en 2001, apareció en España hace dos añitos para hacerse un hueco en nuestro sistema de e-commerce y en muchos de nuestros marcadores del explorador.

Lo cierto es que no recuerdo cómo la conocí, seguramente curioseando por Internet, pero a mi primer pedido hace ahora poco más de un año le han seguido bastantes más. Veinticinco en total, según reza mi cuenta de Just Eat; aproximadamente a una media de dos por mes, ¡que no está mal! 


¿Cómo funciona exactamente esta página web?

Como cliente, simplemente has de registrarte en ella seleccionando un nombre de usuario y una contraseña. A partir de ahí y tras introducir tu código postal, dispondrás de una gran variedad de restaurantes de comida a domicilio que reparten en tu área. Algunos cobran por el envío, otros lo hacen de manera gratuita y el resto depende del importe que gastes. Igual que si coges el folleto que te han dejado en el buzón, salvo que aquí puedes ver la información de todos los restaurantes asociados a Just Eat que te sirven comida a domicilio. Sí, sí, toda la información, en la página aparece la carta, precios, posibles menús... Generas tu pedido y procedes al pago, pudiendo ser éste en metálico o mediante tarjeta. Y aquí es lo que más nos interesa a nosotros... pagar con tarjeta supone una comisión de 0,30€, pero Just Eat suele tener descuentos para este tipo de pagos: 10%, 15%, 25%, 5€.... ¿Cómo conseguir estos descuentos? A partir de campañas que lanzan por las redes sociales o directamente al correo, tipo: Partido Barça-Madrid, ¡animémosles sentados desde casa! u otro tipo de eventos o, simplemente porque sí. Por ejemplo, este fin de semana estaba "el descuentazo del mes" de un 25%. Simplemente introduciendo el códigBYDFACE25 justo antes de pagar. Y son este tipo de cosas las que me encantan... pero las que me hacen plantearme de dónde sacará Just Eat el beneficio. Hasta donde yo sabía, este descuento no lo hace el restaurante, que se queda el importe de la factura para sí. Entonces... ¿Just Eat está pagando para que yo compre?

Por otro lado, están todos los restaurantes -cada vez más- suscritos a esta web. Tras investigar un poco el tema parece ser que los comercios han de pagar una única cuota inicial que, al menos en 2010, rondaba los 100€, e instalar una especie de datáfono que es donde se recibirán inmediatamente todos los pedidos que se hagan desde la web. A partir de aquí, Just Eat gana una comisión del 10-12% del importe del pedido. ¿Y por qué una empresa de comida ha de asociarse a un intermediario para tener que perder un porcentaje por cada pedido online? Pues porque Just Eat genera al establecimiento entre un 15% y un 25% de ganancias extras en los siguientes 6-12 meses. Llega a un público mayor, invierte en publicidad (campañas, descuentos, anuncios en marquesinas...) y eso repercute en más pedidos. Just Eat sólo gana si el suscriptor gana. Parece ser que el 75% de los comercios suscritos han recuperado la inversión inicial en los dos primeros meses. La verdad es que pinta bien... sobre todo porque Internet es un tren al que hay que subirse lo antes posible. 

¿Y si tengo dudas o no quedo contento? Ésta es otra de las cosas que me encanta de Just Eat. Como Atención al Cliente no tiene un 902 sino un chat. Como lo leéis. ¡Tan sencillo! Sólo lo he tenido que utilizar una vez y me contestaron enseguida. Por otra parte, puedes escribir opiniones de los pedidos y evaluar al restaurante según Calidad, Servicio y Tiempo de entrega. Esto es bueno porque puedes ver qué piensa la gente de esos restaurantes y animarte a probar algo o no. Pero además, el personal de Just Eat también hace seguimientos y cuando he tenido que anotar algo medianamente negativo se han puesto en contacto conmigo. Sólo me ha pasado dos veces, pero una vez se olvidaron la salsa agridulce y otra vez tardaron más de lo anunciado, así que lo puse en la opinión: "Aunque habitualmente suelen tardar incluso menos del tiempo previsto esta vez han tardado más". Varios días después me llamaron y me ofrecieron un descuento adicional por las molestias. Además, tienen un personal muy atento y agradable.

Decían en un artículo que lo que más piden los españoles es comida japonesa e italiana... ¡casi! En mi caso es comida china (que gana por goleada) y en segundo lugar la mejicana. ¡Cómo me gustan los nachos! Otro día pondré alguna de mis recetas :D

El caso de este tipo de empresas me ha parecido muy interesante, así que os pongo un poquito más de información, que el saber nunca ocupa lugar :p

¿Tipo de población a la que va dirigido? Como el director de Just Eat dice en una entrevista a Comunicación Empresarial,  "nuestros consumidores se sitúan entre los 20 y los 44 años. Por un lado, está la conocida como “generación de las consolas”, un colectivo de entre 20 y 30 años que busca comodidad, rapidez y precio. Por otro, contamos con un público de 30 años en adelante, que yo llamo “porque me lo merezco”, caracterizado por su escaso tiempo y su necesidad de un servicio cómodo, fácil y rápido". Lo cierto es que yo me encuadraría en ambas dos.

Y ya para acabar, Just Eat no está en todas las ciudades españolas. Empezó en Madrid y Barcelona y se ha ido extendiendo. De hecho, por lo que veo en la web ya llega incluso a ciertos pueblos :O Podríamos pensar que en estos lugares probablemente la oferta culinaria no sea muy grande, pero Just Eat se asegura de tener un número mínimo de restaurantes afiliados antes de abrir su e-comercio en otra localidad. Y luego sigue creciendo.

¿Hay más páginas similares? Sí... Como yo estoy contenta con Just Eat no me he preocupado de conocer las demás, pero Sin Delantal es una empresa española que se mueve dentro del mismo sector. Insisto en que no la he probado, pero sí que he recibido buenas referencias de ella. 

Si alguien quiere compartir su opinión conmigo estaré encantada, yo ya habéis visto de qué pie cojeo. Pero si algo te gusta, ¿por qué no compartirlo? Aunque sigo sin entender realmente de dónde saca tanto beneficio con todos los descuentos que hace. Imagino que al final sólo se usarán en una cantidad mínima de pedidos y actúan como enganche.